En marcha la experiencia de intercambio y formación transfronteriza en Chagas

En marcha la experiencia de intercambio y formación transfronteriza en Chagas

Fuente: ISGlobal

Marta Solís tenía una preocupación para la que no hallaba una respuesta clara. Había sido afectada por la enfermedad de Chagas. Lo extraño para ella era que, después de haber recibido tratamiento, sus exámenes “no se negativizaban”.

Sus dudas fueron recientemente resueltas, tras haber asistido con varios de sus colegas a los talleres de formación que se llevaron a cabo recientemente en el Chaco paraguayo, como primera actividad de la Iniciativa de Cooperación Triangular cofinanciada por la Ventana ADELANTE, donde pudo comprender mejor la dinámica y evolución de la infección.

Los desafíos de salud son uno de esos lazos estrechos que nos unen a quienes habitamos en Bolivia y Paraguay. Ahora, hemos puesto en marcha esta iniciativa para compartir los conocimientos y experiencias adquiridas en la lucha contra la enfermedad de Chagas. Al convivir en regiones endémicas similares, como el Chaco, la región de la que es originaria Marta Solís, el intercambio ayudará a fortalecer el manejo integral de la enfermedad a un lado y otro de la frontera. A ello se ha sumado además la experiencia de otras zonas no endémicas, como España, donde se atiende a personas migrantes procedentes de nuestros países.

A finales septiembre de este año, iniciamos los primeros talleres de formación en el centro de salud Irala Fernández del Chaco paraguayo, con la participación de profesionales de los tres países involucrados. Colegas bolivianos de la Plataforma de Chagas de la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho de Tarija (UAJMS) compartieron sus conocimientos adquiridos en manejo y atención de la enfermedad. Cabe destacar la experiencia de estos profesionales durante más de 10 años en el desarrollo de la Plataforma de Atención Integral a las personas afectadas de Chagas que lleva a cabo ISGlobal en colaboración con CEADES y autoridades bolivianas en tres zonas del país, entre las que se encuentra Tarija.

Fue en Tarija donde se empezó a atender y tratar a personas adultas, ya que en el resto del sistema se solía tratar sólo a la población infantil”, destaca la doctora Lourdes Ortiz, coordinadora de la Plataforma de Chagas de Tarija, que participó en los talleres de formación.

Cooperacion Triangular

También estuvo presente Alejandro Palacios López, responsable médico de la Plataforma tarijeña, para quien la investigación unida a la evidencia generada en el trabajo de los últimos años ha permitido a los profesionales contar con “protocolos más claros sobre la atención integral de nuestros pacientes”. Ello ha fortalecido el abordaje integral de la enfermedad y, según Palacios, está desapareciendo el viejo paradigma de no tratar a las personas con la infección.

Por su parte, para Ana Ángela Daza, responsable del área de Información, Educación y Comunicación (IEC) en Sucre, lo interesante es que la formación no es unidireccional sino de intercambio ya que “el personal de ambos países tiene experiencias innovadoras que pueden tomarse en cuenta para seguir educando a la población afectada por la enfermedad de Chagas”. Daza resume su aprendizaje en conceptos clave como la educación y la escucha al paciente, así como la atención a sugerencias de otros profesionales y la importancia del material didáctico con el que el personal de salud pueda informar a la comunidad afectada.

Una enfermedad desatendida

El hecho de que sea una enfermedad desatendida implica hacer esfuerzos más grandes en todos los aspectos, incluidos los de investigación y diagnóstico. Rudy Basco, bioquímico, y responsable de laboratorio de la plataforma de Tarija aún se muestra sorprendido de los desafíos pendientes en la investigación de Chagas “después de más de cien años de ser conocida la enfermedad”. Basco ha participado en el intercambio llevado a cabo en Paraguay y, más allá de los aspectos técnicos, destaca que lo más importante es la respuesta de las personas afectadas en las comunidades con menos recursos, “quienes valoran el trabajo que hacemos con ellos”.

Cooperacion Triangular

Vidalia Lesmo, jefa del programa nacional de Chagas de Paraguay celebró esta primera experiencia formativa entre los dos países, precisamente en un lugar de alta endemicidad como el Chaco paraguayo, y espera que se pueda ampliar a otras áreas afectadas. En esta iniciativa piloto, destacó la juventud de los profesionales que han participado, lo que sin duda “es una buena noticia” para la continuidad del trabajo y el compromiso en la lucha contra el Chagas en su país. Su programa acaba de publicar las primeras guías de manejo de la enfermedad, así que los talleres sirvieron para afianzar el conocimiento y aplicación de las mismas entre el personal de primera línea.

Es importante apuntar el desafío adicional que ha supuesto y aún supone la COVID-19 en la problemática de Chagas. Sin el apoyo de las autoridades de salud de los países involucrados y la cooperación internacional no sería posible una iniciativa como esta. Además, el programa “ADELANTE 2” de la Unión Europea supone también una contribución a la Agenda 2030 de la Organización de Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible (ODS) de los países en los objetivos 3 y 4 relacionados con la salud y el bienestar.

 

Suscríbete al boletín ADELANTE

Acepto el tratamiento de mis datos conforme a la Política de Privacidad

*Campos obligatorios