Oportunidades de la Cooperación Triangular y la Ventana ADELANTE para la Finca familiar de plantas medicinales, en Banao, Sancti Spíritus

Oportunidades de la Cooperación Triangular y la Ventana ADELANTE para la Finca familiar de plantas medicinales, en Banao, Sancti Spíritus

Fuente: Universidad de Sancti Spíritus “José Martí Pérez”

La Iniciativa de Cooperación Triangular Resistencia cultural de las mujeres rurales afectadas por el cambio climático y la sequía en el tránsito por la pandemia de la Covid 19, fue aprobada por la Ventana ADELANTE de la Unión Europea con el objetivo de contribuir al empoderamiento de las mujeres rurales en Sancti Spíritus, Cuba y Guanajuato, México. Las actividades propuestas se desarrollarán teniendo en cuenta las potencialidades que ofrece la Cooperación Triangular, basada en el intercambio de saberes.

Participan en la iniciativa como entidad Beneficiaria la Universidad de Sancti Spíritus “José Martí Pérez” y como Primer y Segundo oferentes, respectivamente la empresa HIDROAGRÍCOLA de Guanajuato y la ONGd SODEPAZ, radicada en España. De esta forma, corresponden dos países del área de América Latina y El Caribe, con similares demandas relacionadas con el objetivo de la Iniciativa a las que se estará respondiendo en nueve actividades, donde primará el fluir de saberes entre los oferentes y la universidad espirituana. En el caso de la ONGd SODEPAZ, aportará experiencias en cómo obtener mayor productividad a través de adecuadas estrategias de promoción y enfatizando en las posibilidades y potencialidades que poseen las propias mujeres rurales que les permitan emprender nuevos retos productivos.

A partir de lo anterior, la primera actividad a realizar es un diagnóstico con perspectiva de género en Sancti Spíritus, Cuba y Guanajuato, México para describir persistentes brechas de género que serán del conocimiento de instituciones decisoras que pueden transformar las realidades sociales que enfrentan las mujeres rurales. De esta forma, una de las fincas seleccionadas para el diagnóstico fue la Finca Familiar de Plantas Medicinales ubicada en Banao, Sancti Spíritus. 

La Finca Familiar de Plantas Medicinales cuenta con seis hectáreas, de ellas cuatro se utilizan en la producción de plantas medicinales y de los dos restantes dedican una parte para las producciones destinadas al autoconsumo personal. De forma permanente viven cuatro personas, tres hombres y una mujer (Belkis González Mendoza) que se desempeña como jefa de finca. 

En la entrevista nos contó:
Toda la vida he vivido en Banao, en pleno monte. Nací el 3 de diciembre de 1967. Estudié hasta noveno grado, después me dediqué a atender la casa y a ayudar a mi mamá y a mis tías. Lo único que he hecho es trabajar en el campo, vinculada al Plan Banao, esta finca que tenemos nos la facilitó el Plan. Nuestra producción fundamental son plantas medicinales y me gusta mucho lo que hago, porque siembras y ves los frutos.” 

Entre las plantas medicinales que cultivan se encuentra el tilo, la mejorana, orégano, mentha, caña santa, sábila, pasiflora, ruda, añil cimarrón, guacamaya y romerillo entre otras. Cuentan con barreras de vetiver para filtrar y regular el paso del agua, evitando que se formen surcos, cárcavas y la pérdida de suelo.  Los cultivos se realizan según las demandas de la Empresa de Farmacias en Cuba. 

En la finca trabajan varias mujeres contratadas, jornaleras, se dedican a la siembra y tienen un eficiente rendimiento. Según el jefe de finca las mujeres de la zona que se dedican al trabajo agrícola como fuerza laboral contratada, se desempeñan en cualquier función, desde estibadoras, hasta la siembra y recogida de productos como el arroz, la cebolla, el ajo y el pepino. Se califica como una fuerza de trabajo itinerante.

Esta finca presenta dificultades con el abasto de agua, a pesar de tener cerca la presa Cangalito y manantiales, pero en tiempos de sequía se pierden los cultivos por no tener tecnologías de riego para sustentar la producción. En su inventario tecnológico cuentan con tractor, carreta, bueyes, carretón, arados y picadoras. La mayor demanda es un sistema de riego que les permita rotar los cultivos y evitar la erosión del suelo. 

En el instrumento metodológico aplicado para determinar las brechas de género existentes y en concordancia con ello, poder intervenir las entidades que participan en la Iniciativa, se incluyeron indicadores como el acceso a los servicios de salud, capacitación, comunicación y culturales. Se obtuvieron resultados que, a partir del trabajo realizado por la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y el Ministerio de la Agricultura (MINAG), contribuirán al empoderamiento de Belkis González, la jefa de finca. 

Los servicios de salud, los recibe gratuitamente, al igual que el resto de la población cubana. Si requiere atención médica, acude al policlínico más cercano. En el tránsito por la pandemia de la Covid 19 ha recibido asistencia médica en la propia finca, explicándole el protocolo de salud, de manera que cumpliendo con las medidas establecidas puedan continuar produciendo.

Sin embargo, los servicios culturales y de capacitación no presentan la misma situación, pues Belkis González no accede a esos servicios, a pesar de estar creadas las políticas públicas inclusivas para todas las personas y además de poseer el MINAG programas de capacitación a mujeres productoras. En la entrevista realizada la jefa de finca expresó sobre este particular: “me gustaría que me explicaran sobre el cultivo de otros productos y cuáles son los que alcanzarían mayor desarrollo en estas tierras, también qué hacer para que la sequía no nos afecte tanto. Hay una época del año en la que prácticamente no tenemos agua”.  

En cuanto a los servicios culturales, el sistema de la cultura en Cuba cuenta con promotores culturales e instructores de arte que son los encargados de llevar estos servicios a las comunidades rurales. Sobre ello afirmó: “Aquí no viene nadie que tenga que ver con cultura, me gusta la música campesina, escucho a los poetas cada mediodía. A mi papá también le gustaban y a mi esposo le encantan, pero nunca he ido a ninguna actividad que estén presente poetas .” Sobre el acceso a los servicios de comunicación afirmó que no posee INTERNET y por tanto no conoce las redes sociales ni las facilidades que este servicio podría contribuir a la productividad de la finca.

¿Qué ofrece la Cooperación Triangular?

Aunque las experiencias en la Cooperación Triangular, prácticamente son nuevas, sus ventajas son cuantiosas. Teniendo en cuenta que el diagnóstico con perspectiva de género se realiza en Sancti Spíritus, Cuba y Guanajuato, México, las mujeres rurales de ambas geografías, serán beneficiadas con el intercambio de saberes que propicia la Ventana ADELANTE, de manera que, los resultados obtenidos en los diferentes indicadores serán socializados y las experiencias satisfactorias o no, serán expuestas, de forma tal que el conocimiento y las experiencias puedan ser utilizadas en función de contribuir al empoderamiento de estas mujeres productores. No debemos obviar que cuando hablamos de empoderamiento, nos estamos refiriendo al acceso a los conocimientos que les permitan transformar la sociedad y el estatus al que históricamente han sido subordinadas.

La empresa HIDROAGRÍCOLA de Guanajuato, México, posee experiencias en el uso planificado del agua, que le serviría de mucho a la Finca Familiar de Plantas Medicinales que carece de este recurso, una parte significativa del año. De igual manera esta empresa aportará experiencias en cómo utilizar los recursos naturales, vegetación, ubicación, fauna, paisajes en turismo natural, estando ubicada esta finca en la carretera hacia Trinidad, ciudad de gran flujo turístico. Otra potencialidad a desarrollar en la Finca Familiar de Plantas Medicinales es la posibilidad de ofrecer a los viajeros alimentos ligeros, aprovechando también la favorable ubicación geográfica. 

La ONGd SODEPAZ ofrece su experiencia en procesos de divulgación a partir de sus diversas plataformas, así como las posibilidades de convertir la finca en proveedora de productos ecológicos, aspecto en el que se ha especializado a partir de su labor en gran cantidad de fincas de esta naturaleza. SODEPAZ facilita además estrategias asequibles que permitan a la jefa de finca y los demás productores obtener valor agregado a sus producciones. 

Con el desarrollo de la iniciativa “Resistencia cultural de las mujeres rurales afectadas por el cambio climático y la sequía en el tránsito de la pandemia de la Covid 19”, la Finca Familiar de Plantas Medicinales será beneficiada a partir de los conocimientos adquiridos por la jefa de finca y los demás productores, que deberán expresarse en una mayor productividad.

 

Suscríbete al boletín ADELANTE

Acepto el tratamiento de mis datos conforme a la Política de Privacidad

*Campos obligatorios